Técnico de farmacia y parafarmacia: dónde estudiar y más información

Son muchas las personas que piensan que un sector como el de la farmacia, y por tanto el trabajo de técnico de farmacia que está estrechamente ligado al mundo de la salud, siempre estará presente en nuestras vidas. Se puede decir, que es un sector que está en constante búsqueda de personal.

Vamos a hablar sobre los técnicos en farmacia y parafarmacia. Son indispensables dentro de la división del trabajo que se produce en la mayoría de las farmacias. Dónde estudiarlo, qué salidas ofrece, cuál es el plan de formación o las futuras tareas que se deberán realizar.

Qué hace un técnico de farmacia y/o parafarmacia

Las competencias que se delegan en el técnico de farmacia son fundamentalmente: dar apoyo al farmacéutico en la labor más comercial. Deberá aplicar sus conocimientos sobre la manera de disponer los productos para su venta al público.

También debe contar con las nociones básicas sobre cómo asesorar al usuario, aprendiendo a ser capaz de dispensar los productos.

Se puede decir entonces que, el técnico en farmacia realiza sobre todo funciones de organización. Como el control de caja y otras tareas relacionadas con la parte administrativa. Aquí entraría la tramitación de la facturación de recetas.

Aun así, y teniendo en cuenta el plan de estudios, también podrá estar capacitado para realizar funciones de farmacología básica. Como formulación magistral, primeros auxilios o patología básica.

Estos conocimientos se podrán aplicar siempre que el técnico en farmacia esté bajo la supervisión de un Licenciado en Farmacia.

Requisitos para acceder al ciclo de Técnico de farmacia

Son varias las vías a través de las cuales se puede acceder a estudiar el ciclo formativo de grado medio de técnico de farmacia y parafarmacia, al menos hay que cumplir uno de estos requisitos:

  • Estar en posesión de un Título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria (más conocido como E.S.O.).
  • Acreditar la posesión de un Tïtulo Profesional Básico, o también conocida como la formación profesional básica.
  • Estar en posesión de un Título de Técnico o de Técnico Auxiliar o equivalente a efectos académicos.
  • Haber superado con éxito el segundo curso del Bachillerato Unificado y Polivalente, lo que se conoce como el antiguo BUP.
  • Haber superado con éxito la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años.
  • Acceso mediante prueba para los que no dispongan de ninguno de los requisitos anteriores. Hay que tener como mínimo 17 años y superar un examen.

Qué voy a aprender y hacer como técnico en farmacia y parafarmacia

Al acabar este ciclo formativo de grado medio de Técnico de farmacia y parafarmacia, el estudiante debe haber sido capaz de desarrollar ciertas capacidades y habilidades que le ayuden a desarrollar su profesión.

Deberá ser capaz de dispensar los productos farmacéuticos informando a cada usuario de sus características. Preparar productos farmacéuticos para su posterior distribución a las distintas unidades hospitalarias bajo supervisión del facultativo u obtener valores de parámetros somatométricos de constantes vitales del usuario.

técnico-de-farmacia-2

También deberá ser capaz de efectuar distintos controles analíticos, mantener en buen estado el material, instrumental, equipos y las zonas de trabajo, así como fomentar entre los usuarios los hábitos de vida saludable.

La tramitación de la facturación de las recetas es otra e importante competencia que deberá desarrollar. Tendrá que tener una buena destreza con el manejo de aplicaciones informáticas y programas farmacéuticos.

Qué hacer al terminar el ciclo de técnico de farmacia

Al acabar este ciclo, las opciones de futuro que se presentan son dos:

  • Seguir estudiando: haciendo cursos de especialización profesional. Preparar la prueba para hacer un ciclo de grado superior, otro ciclo de Formación Profesional de Grado Medio con la posibilidad de convalidar módulos profesionales o incluso la opción de estudiar cualquier Bachillerato.
  • Trabajar: básicamente en establecimientos en los que se vendan productos farmacéuticos, de parafarmacia y, en general, productos relacionados con la salud humana e, incluso, animal. También establecimientos en los que se vendan artículos de cosmética, fitoterapia o pequeños laboratorios de elaboración de productos farmacéuticos y afines.

Las salidas que ofrece este ciclo formativo de grado medio de técnico de farmacia y parafarmacia abre las puertas para poder trabajar en farmacias y parafarmacias como auxiliar de farmacia, en almacenes de medicamentos o en farmacias hospitalarias.

Lo más importante: dónde estudiar

Hay en España multitud de centros, públicos o privados, en los que poder realizar estudios de técnico de farmacia y parafarmacia. Si pinchas aquí podrás ver el listado con todas las opciones disponibles clasificadas por provincias.

Si te interesa el mundo de la salud y te llama la atención el trabajo en farmacias, no dudes en buscar el centro de estudios acreditado más cercano a tu casa y comienza la aventura que te puede llevar a ser técnico de farmacia y parafarmacia.

Sector en alza

Según datos de una importante agencia de trabajo temporal, los técnicos de atención socio sanitaria, entre los que se encuentra el sector de los técnicos de farmacia, son unos de los profesionales más demandados.

Basado en sus propias estimaciones, en este sector el salario medio de un trabajador o trabajadora puede oscilar entre los 12.000 y los 18.000 euros brutos al año.

Como vimos al principio, esto puede depender del sector concreto en el que se trabaje. No es lo mismo trabajar en una farmacia hospitalaria que en una oficina de farmacia comunitaria.

Perfil del candidato a técnico de farmacia y parafarmacia

Existen varias recomendaciones sobre el perfil que mejor podría encajar para desarrollar esta actividad profesional. Si hay alguna que no encaja de momento contigo, no desesperes, son solo recomendaciones. Esto no quiere decir que no vayas a ser capaz de ejercer la profesión.

Entre las capacidades que se recomiendan, destaca la atención, capacidad de concentración y observación.  

Igual que el control en situaciones que puedan implicar nervios, riguroso orden y una buena memoria.

Si la persona tiene interés por el área y la atención al público, está claro que tendrá muchos puntos ganados.

También es importante que la persona sea atenta y con facilidad de trato con las personas. Que sepa escuchar y aconsejar de manera cercana a los clientes, por lo que es importante tener capacidad de empatía.